“Ángela Adónica”, Pablo Neruda

Pablo Neruda reside cuando escribe “Residencia en la tierra” en países asiáticos, nuevos para él y rodeado de espacio, naturaleza y … mujeres diferentes.  Descubre a una:

Ángela adónica

Hoy me he tendido junto a una joven pura
como a la orilla de un océano blanco,
como en el centro de una ardiente estrella
de lento espacio.

De su mirada largamente verde
la luz caía como un agua seca,
en transparentes y profundos círculos
de fresca fuerza.

Su pecho como un fuego de dos llamas
ardía en dos regiones levantado,
y en doble río llegaba a sus pies,
grandes y claros.

Un clima de oro maduraba apenas
las diurnas longitudes de su cuerpo
llenándolo de frutas extendidas
y oculto fuego.

La mujer y su cuerpo va a representar un tema de enorme presencia e importancia en toda su poesía. En este poema, desde la primera persona (me he tendido),  descubre a una en concreto, insertada en naturaleza ( orilla de océano, ardiente estrella…),  y desde el más intenso deseo sensual corporal e interior ( pecho como fuergo de dos llamas, y oculto fuego).

Anuncios

Acerca de jauhaltesevilla

Jubilado, intento cultivar mis aficiones: historia, lectura, fotografía y salir de viaje con mi Furgo cuando puedo. Me interesa el presente, pero quiero especialmente entender el Siglo XX, sobre todo esta Europa nuestra.
Esta entrada fue publicada en A recrearse, Mentretengo, Pablo Neruda y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s