Mis impresiones ante las “Sonatas” de Valle Inclán, 1

     Voy a concretar mis impresiones sobre la lectura de estas novelas cortas en el orden en que yo las he leído. Al mismo tiempo he estado leyendo la Biografía de Valle Inclán hasta las fechas de publicación de dichas novelas, principios de siglo XX.

     Responden bien a su visión de la vida, siendo aun joven, jugador, pendenciero…y con cualidades personales de soñador, nobleza y atrevimiento ante la sociedad, con la creación de este “feo, católico y sentimental” Marqués de Bradomín.

     La lectura de esta  sonata, primera en leer, me impactó: ¡qué atrevimiento la del Marqués de Bradomín en el intento de enamorar y poseer a la joven prenovicia!. Ni la amistad con su madre, ni el respecto a la vocación religiosa de la joven… ni la responsabilidad de sus deberes diplomáticos… todo parece no tener importancia, si no es la satisfacción amorosa y el orgullo de la conquista.

     Puro romanticismo, rompedor de lo “respetable” en aquellos tiempos… Me estoy imaginando, el escándalo y la enemistad clara de la mayoría de aquella sociedad de principios de siglo ante la falta de límites del Marqués (¿el propio Valle?). Así se fue forjando su imagen en las tertulias del Madrid de principios de siglo.

     Al final, volviendo al libro, el autor impone su penitencia al Marqués: “¡¡¡Ha sido Satanás!!!”, dice repetidamente María Rosario, el culpable de la muerte de la hermanita pequeña. Satanás debe ser para ella el propio Marqués. Asi lo recuerda él ya mayor.

  • Después leí la “Sonata de estío”

     No me impactó tanto, aunque de nuevo su atrevimiento con la joven casada y poco atendida por su marido. Extraordinaria descripción de Méjico, lugares, ambientes, viajes… y la pasión de la “niña Chole”. De nuevo golpe a aquella sociedad evidenciando no sólo la infidelidad, sino sobre todo el incesto de padre/hija, con que parece justificar el amor apasionado del Marqués aventurero. Incluso la homosexualidad.

     Seguiré en otra entrada el comentario personal de las otras dos sonatas, protagonizadas por el “Marqués de Bradomín”, personaje que resume en su personalidad todas las tensiones que en la crisis finisecular se mueven entre el amor y la muerte, la sensualidad y el misticismo, la estética y la vida “, según  palabras de la contraportada del libro.

 

 

Anuncios

Acerca de jauhaltesevilla

Jubilado, intento cultivar mis aficiones: historia, lectura, fotografía y salir de viaje con mi Furgo cuando puedo. Me interesa el presente, pero quiero especialmente entender el Siglo XX, sobre todo esta Europa nuestra.
Esta entrada fue publicada en A recrearse, Libros, Mentretengo, Valle Inclán y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s