El “Apendice” de “Si esto es un hombre”, Primo Levi

Primo Levi al principio del Apéndice indica que lo escribió en 1976 ante una nueva edición para responder a las muchas preguntas que le hacían repetidamente los jóvenes estudiantes y cuyas respuestas también podrían servir para los adultos.

Son 8 preguntas,  comentaré sólo algunas. Empiezo por la última:

  • 8. ¿Qué sería usted si no hubiera estado preso en los Lager?

Después de indicarnos querer ser riguroso, y no creer en adivinar el porvenir de nadie, pero sí en que la vida es capacidad de elegir opciones múltiples de cara al futuro dependiendo de los factores también muchas veces elegidos que nos condicionan…lo que sí afirma es  “si no hubiera vivido la temporada de Auschwitz, es probable que nunca hubiera escrito nada…: fue la experiencia del Lager lo que me obligó a escribir, no tuve que luchar contra la pereza…: me parecía tener este libro entero en la mente, sólo tenía que dejarlo salir y que descendiera al papel“. Y desde luego reconoce que el haber podido volver, sobrevivir, sólo fue cuestión de suerte, aunque reconoce que siempre mantuvo el interés, ánimo y voluntad contra las adversidades cotidianas.

  • 7. ¿Cómo se explica el odio de los nazis por los judíos.

Respuesta larga, con conocimiento histórico, incluso teológico, pero muy aleccionadora. Expone datos concretos, hechos históricos… decisiones políticas, mitificaciones… y circunstancias que hacen que todos, los líderes y también los hombres corrientes nos dejemos llevar más por los sentimientos ciegos, que por el sentido de la razón y la cultura profunda. Cada uno tiene un grado distinto de responsabilidad: ni sólo todo es culpa de Hitler, ni del comerciante de la esquina, más los jefes que los soldados rasos…”. Vale la pena leerlo, es un compendio de la cuestión.

  • 2. Los alemanes sabían? ¿Los alidados sabían? ¿Cómo es posible que el genocidio, el exterminio de millones de seres humanos, haya podido llevarse a cabo en el corazón de Europa sin que nadie supiese nada?

Interesante respuesta desde l0 concreto (forma de actuar de las SS, cambio con el transcurso de la guerra, control de la prensa de los estados totalitarios…). Cita como una buena explicación a un autor que fue también cautivo Eugen Kogon,  profesor de Ciencias Políticas en Munich: “ninguna de estas afirmaciones es falsa, pero hay que agregar para completar el cuadro: pese a las varias posibilidades de informarse, la mayor parte de los alemanes no sabía porque no quería saber o más: porque quería no saber…: cerrando el pico, los ojos y la orejas, se construía la ilusión de no estar al corriente de nada, y por  consiguiente de no ser cómplices de todo lo que ocurría ante su puerta”.

  • 1. En su libro no hay expresiones de odio hacia los alemanes, ni rencor, ni deseo de venganza. ¿Los ha perdonado? Responde con rotundidad: No, no he perdonado a ninguno de los culpables, ni estoy dispuesto ahora ni nunca a perdonar a ninguno, a menos que haya demostrado (en los hechos: no de palabra y no demasiado tarde) haber cobrado conciencia de las culpas y errores del fascismo nuestro y extranjero, y que esté decidido a condenarlos, a erradicarlos de su conciencia y de la conciencia de los demás.  Pero confiesa que no es el odio el que le incita a escribir, sino a ser testigo de lo que le ocurrió. No quiere hablar de otros lugares, ni de otros hechos contados por los historiadores, sólo de lo que él vivió, lo más objetivamente posible.
  • Las demás preguntas son interesantes y responden acosas  más concretas como: 3.¿Había prisioneros que lograban escapar de los Lager? ¿Cómo es que no hubo rebeliones en masa?; 4.¿Volvió Vd a Auschwitz después de la liberación; 5.¿Por qué habla Vd sólo de los Lager alemanes y no también de los rusos?; 6.De los personajes que aparecden en “Si esto es un hombre”, ¿cuáles ha vuelto a ver después de la liberación?.

Un buen apéndice que nos posibilia  entender al autor y sus escritos, además de conocer su opinión bien razonada sobre algunas cuestiones por él expecialmente vividas.

Anuncios

Acerca de jauhaltesevilla

Jubilado, intento cultivar mis aficiones: historia, lectura, fotografía y salir de viaje con mi Furgo cuando puedo. Me interesa el presente, pero quiero especialmente entender el Siglo XX, sobre todo esta Europa nuestra.
Esta entrada fue publicada en Europa, Europa siglo XX, Guerras Mundiales, Libros, Lo social, Lo social concreto, Lo social global, Primo Levi, Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s