Purgas en Navarra en la Guerra Civil Española, Paul Preston

     Dentro del libro “El holocausto español”, de  Paul Preston, la segunda parte dedicada a la violencia en la zona rebelde,  empieza con el capítulo titulado “El terror de Queipo: purgas en Andalucía”, del que hablaré en otra entrada. El segundo se dedica a “El Terror de Mola”, capítulo 6 dedicado a las purgas de Navarra, Galicia, Castilla la Vieja y León.

     No son muchas las páginas dedicadas a Navarra, 8 y media y a veces las referencias son generalizaciones sobre la violencia en muchos lugares de España, sobre todo los que reconocieron desde el principio a los rebeldes.

Guerra-Civil-Espanola-1936-1939

“Fue en Navarra, de hecho, donde Mola adquirió plena confianza en el éxito del golpe. Los terratenientes ricos, cuyas corralizas habían sido ocupadas en octubre de 1933 por miles de campesinos sin tierra, tenían sed de venganza. Además, los rebeldes contaron desde el principio con el firme apoyo popular de la población local, profundamente católica. En palabras de los cronistas del Requeté, “lo que estaba amenazado no era sólo la tranquilidad de la digestión y el sueño de los poderosos”, sino todo un sistema de valores”… Con la excepción del clero vasco, la mayoría de los curas y religiosos españoles tomaron partido por el bando rebelde. Desde los púlpitos denunciaron a los “rojos” y adoptaron el saludo fascista, bendecían las banderas de los regimientos nacionales por toda la España rebelde y algunos -en especial los sacerdotes navarros-, no dudaron y partieron al frente. En Navarra, el clero había mantenido un estrecho contacto con los conspiradores militares, requetés y carlistas.” Reunión conspirativa…

navarra3Mola convocó una reunión de los alcaldes de la procincia de Navarra y les advirtió: “Hay que sembrar el terror… hay que dar la sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros. Nada de cobardías. Si vacilamos un momento y no procedemos con la máxima energía, no ganamos la partida. Todo aquel que ampare u oculte un sujeto comunista o del Frenbte Popular, será pasado por las armas. Concentración y desfile de requetés…

navarra1Fue en las regiones de España en las que el golpe militar halló poca  o nula resistencia donde las verdaderas intenciones de los rebeldes se manifestaron con toda su transparencia. La ejecución de sindicalistas, miembros de los partidos de izquierdas, oficiales municipales electos, funcionarios republicanos, maestros de escuela y masones, gente, en definitiva, que no había cometido crimen alguno, constituyó una oleada de lo que Josep Fontana ha denominado “assinatos preventivos”… En Navarra, Álava, las ocho provincias de Castilla la Vieja, las tres de León, las cuatro de Galicia, dos tercios de Zaragoza y la práctica totalidad de Cáceres, el golpe alcanzó el éxito en cuestión de horas, días a lo sumo.”

     En esta provincia conservadora murieron asesinados 2.822 hombres y 35 mujeres. Otras 305 víctimas murieron por malos tratos o desnutrición en la cárcel. Uno de cada diez votante del Frente Popular en Navarra falleció en las purgas.

     Refiere varios lugares donde se realizaron distintas masacres: el 21 de octubre cerca de Monreal asesinaron los requetés a 65  prisioneros trasladados desde la cárcel de Tafalla; Sartaguda, que de 1.242 habitantes ejecutaron “extrajudicialmente” a 84 personas, el 6,8 % de la población; en Peralta se asesinaron a 98, el 2,5 % de la población.

     Niños jugando en la Ribera de Navarra a cazar “rojos”…

navarra2      Destaca también el papel del clero, con Marcelino Olaechea, obispo, a la cabeza de la “cruzada” de los rebeldes, junto con la llamada en Pamplona y ante los micrófonos del cardenal Isidro Gomá, arzobisto de Toledo  para celebrar la liberación de Toledo “la ciudad del cristianismo imperio español”…, punto culminante de una guerra en la que el país asistía al “choque de civilización con la barbarie, del infierno contra Cristo””. Y la acción directa de sacerdotes y coadjutores que empuñaron el fusil en las matanzas y en las brigadas en el frente. Hubo sacerdotes que mediaron en varios pueblos y que incluso fueron asesinados por los rebeldes, como señal de imposición, terror y puesta en práctica de instrucciones y bandos militares que habían sido ampliamente aireados.

     Fotos buscadas en internet: guerra civil en navarra general mola.

Anuncios

Acerca de jauhaltesevilla

Jubilado, intento cultivar mis aficiones: historia, lectura, fotografía y salir de viaje con mi Furgo cuando puedo. Me interesa el presente, pero quiero especialmente entender el Siglo XX, sobre todo esta Europa nuestra.
Esta entrada fue publicada en Europa siglo XX, Guerra Civil Española, Historia de España, Libros, Lo social concreto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s