De “Atlas de la Guerra Civil española”, 3: 2º semestre 1937

“Al cumplirse un año del inicio de la guerra, estaba bastante claro que vencería el bando que contara con el ejército más potente, la retaguardia más sólida y el aparato estatal más consolidado.”

En el lado de la República: el gobierno que había pasado de Madrid a Valencia, de nuevo se traslada a Barcelona, octubre de 1937. Negrín, sustituto de Largo Caballero, influenciado por el general Miaja y Rojo, asesores soviéticos mantiene el valor de la capital y por tanto la importancia del ejercito del centro. Se militariza, incorporándose plenamente las milicias a los cuerpos de ejércitos. Y se va a formar el “Ejército de Maniobra: Creado como el grupo de fuerzas republicanas que se encargaría de llevar a cabo las ofensivas planeadas por el Estado Mayor central, era un Ejército móvil y no se encontraba a cargo de ningún frente. En él se encontraba agrupadas las fuerzas republicanas más fiables y curtidas en el combate, como el V Cuerpo de Ejército de Modesto.” Según el libro que estoy reseñando “El ejército que Largo Caballero había creado y que dejó en herencia a Negrín era globalmente superior, en cantidad y calidad, al de Franco.”

Sin embargo Franco y sus generales cambiarán de objetivos y llevarán la guerra donde el enemigo es más debíl y a la vez sus “éxitos le reportarán mejor imagen en el exterior y mejores recursos industriales y alimenticios” que el bando contrario.

Es este apartado se describen con todo detalle varias batallas:

  • Batalla de Brunete, que incluye hasta tres partes: ofensiva republicana, contraofensiva franquista y acciones de distraccción. El resultado: extenuación de ambos ejércitos, desgaste de hombres, destrozadas las brigadas internacionales. Bajas inmensas: llegan a Madrid más de 1º9.000 heridos de los que murieron casi 500; en el bando contrario el nñumero de muertos superó el 1.000 pero fueron bastantes menos los heridos, unos 11.000. La batalla terminó en tablas.
  • Ocupación de Cantabria y Asturias. Los republicanos tuvieron problemas en personas, geografía, aviación, flota…, mientras que Franco posibilitó todo lo contrario, aguantando al mismo tiempo la lucha entorno a Madrid y en Aragón. La caída del norte fue vital para el devenir de la guerra.
  • Batalla de Belchite, mejor de Zaragoza. Se lucho tanto al Sur, Belchite como al norte del Ebro, el objetivo era hacerse con Zaragoza por parte del ejército republicano. También se le dedica hasta dos partes.

El fracaso de Zaragoza y sobre todo la pérdida del norte, Vizcaya, Cantabria y Asturias decantaron definitivamente la situación bélica a favor del bando franquista y mermaron considerablemente las posibilidades de que la república se alzara con el triunfo final. No obstante Negrín consiguió que por Francia llegara la ayuda de material soviético que alentó a la preparación de nuevas ofensiva proyectadas en el Ebro. No obstante  a penas adivinaron la sorpresa de Franco: romper el territorio de la Repúlica en dos, entre Cataluña y Levante.

Anuncios

Acerca de jauhaltesevilla

Jubilado, intento cultivar mis aficiones: historia, lectura, fotografía y salir de viaje con mi Furgo cuando puedo. Me interesa el presente, pero quiero especialmente entender el Siglo XX, sobre todo esta Europa nuestra.
Esta entrada fue publicada en Guerra Civil Española, Historia de España, Libros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s