Caballero Bonald se despide con su poemario “Entreguerras” 1

Tenía interés por este libro… después de la lectura abundante de sus libros de poesía y también de memorias. Su comienzo ha sido duro: el prefacio introductorio es difícil y ya veré si después de leer todo el libro me aclaro un poco más al releerlo.

Son 14 capítulos simplemente enumerados y sin título indicativo del contenido. Aunque en el primero, en seguida se conecta con el momento biográfico de su vida: llegada a Madrid. Extraigo algunos versos de diversos párrafos, empezando desde el principio.

llegué a Madrid desde el voluble sur

una noche de puertas condenadas calles acerbas como enfermerías

muros sañudos escabrosos percudidos de hollín ferroviario

tapizados de iconos repulsivos momias condecoradas

una noche de cuerpos ateridos mobiliarios pavonados de moho

una noche de fosca nieve apelmazada en figones bufetes vaquerías

subí desde la mar insomne al virulento gris de un territorio

donde habitanban las larvas inconexas consorcios de fanáticos camarillas castrenses cohortes eclesiásticas

que desde sus cubiles  regentaban un submundo tribal de victimarios

…………….

llegué a Madrid justo cuando se publicaban mis textos primerizos

un compendio efusivo eventual inocuo

con el que perpetré mi juvenil aportación a la inocencia

donde había ido interpolando las acuciantes fervorosas pautas

de una experiencia urdida entre la enfermedad la fe la incertidumbre

y allí estaba el librito como materia marginal ansiosa ajena

como un sucesión de ecos de memorias de lecturas de indicios temerarios

mientras palpaba en medio de aquel meditabundo automatismo

la precariedad de una palabra que no era más que un aviso somero

de ofuscación de tedio de conmiseración de bálsamo

esas falsas alarmas oriundas de la porción más vulnerable de la vanidad

…………….

Así empieza: sin mayúsculas, sin signos, sin puntuación. Con largos versos y acumulación de palabras unas veces conceptos, otras adjetivos y siempre largas elocuciones. Ya voy por el capítulo décimo y me he acostumbrado a leer “de seguido”, me encuentre lo que me encuentre… porque lo interesante es el conjunto ¡ el capítulo entero !, aunque hay separaciones y transiciones dentro del mismo fragmento en tiempos de verbo y modo, lo mismo que de personas: tan pronto habla en pasado, como observa todo desde el presente convirtiéndolo en que será futuro.

Anuncios

Acerca de jauhaltesevilla

Jubilado, intento cultivar mis aficiones: historia, lectura, fotografía y salir de viaje con mi Furgo cuando puedo. Me interesa el presente, pero quiero especialmente entender el Siglo XX, sobre todo esta Europa nuestra.
Esta entrada fue publicada en Caballero Bonald, Libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s